Inicio Actualidad

Urge mayor acceso de medicamentos para pacientes de cuidados paliativos

Urge mayor acceso de medicamentos para pacientes de cuidados paliativos
En todos los hogares dominicanos existe o ha existido una persona con dolor crónico. (Foto: Fuente externa.)

En todos los hogares dominicanos existe una persona que padece o ha padecido dolor crónico.

En el marco del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, la Asociación Dominicana del Dolor y Cuidados Paliativos aboga para una mayor atención a las necesidades de pacientes que padecen de dolor crónico, cuadros clínicos delicados que se manifiestan a causa de enfermedades como el cáncer, la diabetes, la hipertensión, las deficiencias renales, la artritis reumatoide, entre otros. También, es un cuadro común en pacientes post quirúrgicos que enfrentan dolor moderado o severo.

Estudios demuestran que en la actualidad República Dominicana enfrenta grandes desafíos en lo relacionado al tratamiento del dolor crónico, una realidad que nos ubica como uno de los países en América Latina y el Caribe donde los servicios de salud aún ofrecen programas limitados para el cuidado de este tipo de cuadros. 

En República Dominicana, solo 1,317 farmacias se encuentran habilitadas para la comercialización de medicamentos para este tipo de dolencias

Considerando el importante número dolencias relacionadas a los cuidados paliativos, se puede identificar que en todos los hogares dominicanos existe o ha existido una persona con este tipo de dolencias. Ante esto, surge la necesidad de políticas y decisiones de las autoridades sanitarias para el reconocimiento de los cuidados paliativos como una política de gobierno, solo así se podrá pensar en programas adecuados que respondan a las necesidades de pacientes hospitalizados y ambulatorios. 

En República Dominicana se estima que menos de 300 médicos cuentan con el talonario de receta controlada  

Parte del desconocimiento de las autoridades se manifiesta en los actuales obstáculos que enfrentan los pacientes de cuidados paliativos en el acceso a medicamentos de la primera línea de manejo de dolor (opioides), los cuales desde principios de año se encuentran en la lista de fármacos controlados. Esto presenta una limitante ya que, actualmente en República Dominicana solo 1,317 farmacias cuentan con el certificado de Inscripción de Drogas Controladas Clase B; 678 localizadas en Santo Domingo y 183 en Santiago. En otras palabras, el 65% de las farmacias habilitadas se encuentran en dos ciudades del país. Esta realidad dificulta el tratamiento de pacientes en zonas alejadas y/o rurales. 

Podría interesarte:
30% del agua embotellada del país contiene E. Coli

En ese mismo sentido, otro reto que enfrentan los pacientes de cuidados paliativos para la obtención de su tratamiento es el número reducido de profesionales de la salud habilitados para su prescripción. En República Dominicana se estima que menos de 300 médicos cuentan con talonario de receta controlada.  

 “Llevar adelante la batalla contra mi enfermedad ahora me trae mayores desafíos. Además de los fuertes dolores que me impiden llevar una vida normal, me enfrento a un sistema de salud que no entiende mis necesidades. Desde enero de este año ya no tengo el acceso al analgésico con el cual me he venido tratando mi enfermedad, Tramadol. Dado a que los médicos del hospital donde me atiendo no emiten la receta especial que me da acceso a este medicamento, ahora tengo que buscar atención privada, lo cual me significa costos que no están al alcance de mis recursos. Esto hace que por momento no tenga acceso al remedio y tenga que aguantar estos terribles dolores”, señala Luceila Brito, paciente con enfermedad mixta del tejido conectivo, 28 años. 

Otro ejemplo de la situación que viven los pacientes con dolores severos es el de María Mercedes Soler, de 74 años, quien fue diagnosticada con una enfermedad que necesita de una medicación para manejar el dolor. “Llevo más de cinco años padeciendo las secuelas de un Herpes Zoster, el cual demoró en ser diagnosticado, lo cual agravó más mi estado. Desde entonces, vivo con dolores insoportables, depresión e incapacidad física, una realidad que ha cambiado mi rutina por completo. He probado todo tipo de tratamientos, desde remedios naturales, antivirales, calmantes, anestésicos vía raquídea hasta diversos tipos de analgésicos y opioides».

Prosigue: «luego de intentar con diversas fórmulas, llegué a la gabapentina + tramadol, lo que me ha permitido controlar los intensos dolores por un mayor número de horas. Ahora enfrento otro desafío, con el cambio en las normativas, ya no es fácil acceder a mi medicación. He tenido que buscar nuevos médicos y tengo que desplazar a zonas más lejanas para comprar mis remedios. Esta enfermedad me hace un ser dependiente y no me es fácil desplazarme. Si no tomo mis remedios en las horas indicadas, entro en profundas crisis de dolores insoportables”.

Podría interesarte:
Janssen destaca robustez de su catálogo de productos para tumores sólidos en ESMO 2019

Es evidente que este tipo de molestias dificulta el desempeño personal y profesional de las personas. Además de atentar contra la calidad de vida de los pacientes, suma limitaciones de acceso y barreras económicas que obstaculizan el correcto acceso a medicamentos necesarios. Ante esta realidad, la doctora Bethania Martínez, presidente de la Asociación, exhorta a las autoridades de salud permitir un mayor acceso a los medicamentos que forman parte del tratamiento para el cuidado paliativo. “Consideramos necesario que los médicos y las 2,555 farmacias registradas en el país puedan prescribir y comercializar fármacos de la primera línea de manejo del dolor; mientras se van implementando políticas públicas para establecer protocolos que, tanto los profesionales de la salud como los establecimientos farmacéuticos deben seguir”.

Además añadió que “Vemos algunos avances pero aún nos falta mucho por hacer considerando el universo de pacientes. Desde la asociación estamos dispuestos a colaborar con las autoridades para la implementación de la guía de los cuidados paliativos, un documento fundamental que nos ayudará a ofrecer un mejor y correcto tratamiento a pacientes de cuidados paliativos”. 

Con la puesta en marcha de políticas públicas adecuadas que garanticen el acceso a medicamentos y cuidados paliativos y alivio de dolor, la República Dominicana mejorará la calidad de vida de muchos pacientes dominicanos que padecen estas dolencias. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.