Inicio Actualidad

Un análisis de sangre podría detectar el daño cerebral del bebé unas horas después de nacer

Un análisis de sangre podría detectar el daño cerebral del bebé unas horas después de nacer
Bebé. (Foto de archivo).

Investigadores han identificado cambios en una serie de genes en su sangre que podrían identificar a aquellos que desarrollan neurodiscapacidades.

Un análisis de sangre temprano podría detectar qué bebés privados de oxígeno al nacer corren el riesgo de sufrir neurodiscapacidades graves, como parálisis cerebral y epilepsia.

Concretamente, investigadores del Imperial College de Londres han desarrollado una prueba que busca la activación y desactivación de ciertos genes que están relacionados con problemas neurológicos a largo plazo. Las investigaciones adicionales de estos genes pueden proporcionar nuevos objetivos para tratar el daño cerebral antes de que se vuelva permanente.

Los bebés pueden sufrir privación de oxígeno al nacer por varias razones, incluso cuando la madre tiene muy poco oxígeno en la sangre, infección o por complicaciones con el cordón umbilical durante el nacimiento.

Los investigadores han identificado cambios en una serie de genes en su sangre que podrían identificar a aquellos que desarrollan neurodiscapacidades

Después de la privación de oxígeno al nacer, la lesión cerebral puede desarrollarse durante horas o meses y afectar diferentes regiones del cerebro, lo que resulta en una variedad de posibles neurodiscapacidades como parálisis cerebral, epilepsia, sordera o ceguera.

Esto dificulta determinar qué bebés tienen mayor riesgo de complicaciones y diseñar intervenciones que puedan prevenir los peores resultados.

Ahora, en un estudio preliminar de 45 bebés que experimentaron falta de oxígeno al nacer, los investigadores han identificado cambios en una serie de genes en su sangre que podrían identificar a aquellos que desarrollan neurodiscapacidades.

EXPRESIÓN GÉNICA

A los bebés se les extrajo sangre dentro de las seis horas posteriores al nacimiento y se les realizó un seguimiento después de los 18 meses para ver cuáles habían desarrollado neurodiscapacidades. Se examinó la sangre con secuenciación de próxima generación para determinar cualquier diferencia en la expresión génica, el «encendido o apagado» de los genes, entre los bebés que desarrollaron neurodiscapacidades y los que no.

Podría interesarte:
Casi la mitad de las batas de los médicos están contaminadas por bacterias

Los investigadores descubrieron que 855 genes se expresaron de manera diferente entre los dos grupos, y dos mostraron la diferencia más significativa.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.