Inicio Actualidad

¿Qué es la hidroxicloroquina y cuánto sabemos de ella?

La hidroxicloroquina, ineficaz para prevenir el Covid-19 en lupus o artritis reumatoide
Hidroxicloroquina.

La sustancia se utilizó experimentalmente para tratar el SARS en 2003, y los médicos volvieron a probarla con la pandemia actual

El compuesto ha causado un importante debate más allá de la esfera científica. En el escenario político, el presidente francés Emmanuel Macron pidió ensayos clínicos a mediados de abril. Detrás de los titulares y dentro del ámbito farmacéutico, el consenso es del todo menos claro.

¿Qué es la hidroxicloroquina?

La hidroxicloroquina se ha utilizado durante décadas como medicamento antipalúdico y como tratamiento de otras infecciones denominadas protozoarias. Desde entonces, su uso se ha ampliado para tratar enfermedades reumáticas como el lupus. El fármaco actúa como un «agente inmunomodulador», asegura a Euronews el doctor Petr Horák, presidente de la Asociación Europea de Farmacéuticos Hospitalarios (EAHP, por sus siglas en inglés). Estos fármacos pueden modificar una respuesta inmunológica y actuar, en algunos casos, como antivirales o antiinflamatorios para enfermedades raras.

¿Por qué se está probando la hidroxicloroquina para luchar contra la covid-19?

La sustancia se utilizó experimentalmente para tratar el SARS en 2003, y los médicos volvieron a probarla con la pandemia actual. «Hay algún mérito en el concepto, en la ciencia detrás de la hidroxicloroquina», explica Hamid A Merchant, profesor de Farmacia en la Universidad de Huddersfield. Gran parte de la base radica en el efecto antiinflamatorio que puede tener la hidroxicloroquina y en si podría utilizarse para tratar casos graves de neumonía a nivel celular, o por lo menos, para atenuar la inflamación causada en los pulmones por el SARS-CoV-2.

¿Qué efectos secundarios puede tener?

La hidroxicloroquina se prescribe médicamente y puede tener efectos secundarios graves, especialmente para quienes padecen enfermedades cardiovasculares, marcapasos o diabetes. Puede afectar al ritmo cardíaco. «Esto es algo que vemos en el electrocardiograma», señala el doctor Horák. «Es uno de los efectos secundarios más importantes y puede ser más relevante cuando la gente toma ciertas clases de medicamentos como algunos antibióticos o antidepresivos. en conjunto, puede ser muy grave, incluso mortal».

Podría interesarte:
Comisión de Bioética hará seminario web: "Orientaciones para desarrollar investigaciones éticas en tiempos de epidemia"

La hidroxicloroquina se prescribe médicamente y puede tener efectos secundarios graves, especialmente para quienes padecen enfermedades cardiovasculares, marcapasos o diabetes. Puede afectar al ritmo cardíaco

«Pero hay más efectos secundarios», advierte el doctor Horák, añadiendo que puede causar daños en la piel y los ojos, como la retinopatía. La administración de estos medicamentos en un momento como el de una pandemia plantea consideraciones éticas, como la posibilidad de causar más daño que beneficio, con la necesidad de una evaluación médica antes de administrar el medicamento.

Donald Trump ha considerado en diferentes ocasiones a la hidroxicloroquina como una «cura» para el coronavirus

«Esto es lo hay que entender», subraya el doctor Syed Shahzad Hasan, investigador principal del departamento de Farmacia de la Universidad de Huddersfield. «La hidroxicloroquina no es paracetamol, es un medicamento con receta. Por lo tanto, se requiere una consulta con un profesional de la salud». Más allá de una consulta, el control es también necesario en algunos casos, añadió el Dr. Hasan. «Debe hacerse en un lugar donde alguien pueda hacerse cargo del paciente y ver su historial». El doctor Horak recomienda a las ciudadanos «que no tomen hidroxicloroquina a menos que sea prescrita por un médico».

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.