Inicio Actualidad

Presentan nueva terapia CAR-T que podría tratar a pacientes con linfomas agresivos de células B

Presentan nueva terapia CAR-T que podría tratar a pacientes con linfomas agresivos de células B

Yescarta (Axicabtagén Ciloleucel) fue lanzada en el simposio organizado por Gilead como la terapia CAR-T con datos de seguimiento a más largo plazo en su ensayo clínico.

»Tras la presentación de la experiencia clínica y sus datos, Yescarta (Axicabtagén Ciloleucel) se presenta como la terapia CAR-T con datos de seguimiento a más largo plazo en su ensayo clínico. Puesto que, a día de hoy, esta terapia aún no ha alcanzado la mediana de supervivencia global tras 2 años de seguimiento», han concluido los expertos participantes en el simposio »Entregando una nueva esperanza a los pacientes con linfoma agresivo de células B grandes recaídos o refractarios», organizado por Gilead, que se ha celebrado en el marco del LXI Congreso Nacional de la SEHH que se celebra actualmente en Valencia, España.

Logo del LXI Congreso Nacional de la SEHH.

El simposio, que ha reunido a más 250 especialistas, se ha centrado en la patología del linfoma difuso donde actualmente hay más desarrollo clínico en el campo de la hematología, un subtipo de linfoma llamado linfoma difuso de células B grandes. Un tipo de cáncer en el que alrededor de un 25-30% de los pacientes no responde a la quimioterapia y reciben un pronóstico de tan solo 6 meses de vida.

En este contexto, gracias a la transformación que están produciendo las terapias CAR-T, se está dando esperanza a estos pacientes y consiguiendo perspectivas muy optimistas. Se trata de una opción con gran potencial de respuesta en este tipo de cáncer de la sangre, consistiendo está innovación en la modificación genética de los propios linfocitos del paciente para que sea capaz de reconocer y atacar el tumor.

El simposio, que ha reunido a más 250 especialistas, se ha centrado en la patología del linfoma difuso donde actualmente hay más desarrollo clínico en el campo de la hematología

Esta reunión, coordinada por el doctor Armando López, del Hospital Clínic de Barcelona (el centro español con la mayor experiencia en este tipo de tratamientos), ha contado con la participación de los principales expertos norteamericanos en terapia celular como son el doctor Ran Reshef, del Irving Medical Center de la Universidad de Columbia; la doctora Loretta Nastoupil, del MD Anderson Cancer Center en Houston; y la doctora Yi Lin, de la Clínica Mayo.

En este sentido, la experiencia en número de pacientes de estos tres ponentes es superior a los 250 casos, lo que les convierte en una referencia mundial para hablar de Yescarta y de otras terapias CAR-T. La doctora Yi Lin ha sido la encargada de trasladar su amplia experiencia a la hora de seleccionar a los pacientes candidatos a esta terapia, dado que “es una enfermedad muy agresiva y el proceso de fabricación de las nuevas células puede llevar hasta 30 días. Si a esto sumamos el proceso de derivación y aprobación podríamos estar sumando otro mes».

Podría interesarte:
España comercializa 54 de los 100 medicamentos huérfanos autorizados

Por eso, ha añadido, »hay dos claves para el éxito del tratamiento con los CAR-T: la selección del paciente de manera precoz, cuando ya estamos viendo que el tratamiento anterior no está funcionando, y la comunicación entre el equipo multidisciplinar del hospital que administra la terapia y el de origen del paciente. Una buena comunicación entre los centros de derivación con los centros en los que se trata al paciente una vez identificado y durante todo el proceso, hasta la administración, puede suponer grandes diferencias».

La experiencia en número de pacientes de estos tres ponentes es superior a los 250 casos, lo que les convierte en una referencia mundial para hablar de Yescarta y de otras terapias CAR-T

A lo largo de la jornada, el doctor Armando López ha explicado que el CAR-T es un proceso muy sofisticado, que ya es el presente del tratamiento en el linfoma difuso de células B grandes.

»Un tratamiento que ya está aprobado en EE.UU., en Europa y, más recientemente, en España. En la actualidad, ya se han comenzado a cualificar y entrenar a los primeros centros en nuestro país y se han empezado a tratar con resultados a los primeros pacientes. Además, se espera que el año que viene, este listado se extienda a más centros, pero seguirá siendo clave la comunicación entre los centros, no solo a la hora de la coordinación, sino también entre los centros que administramos la terapia para aprender los unos de los otros», ha señalado.

Por su parte, para el doctor Ran Reshef, »la terapia celular es una de las áreas de tratamiento frente al cáncer con mayor potencial e interés. Se trata de medicina totalmente personalizada, ya que cada CAR-T tiene unas características únicas desde su diseño que impactan en los resultados obtenidos en los pacientes. Por tanto, hay diferencias entre las terapias CAR-T aprobadas, no son todos iguales. Esto supone un reto para el médico a la hora de seleccionar el CAR-T más adecuado para cada paciente y, aunque los datos de los ensayos clínicos no son comparables, hechos como la mediana de supervivencia, la mayor madurez de los datos, que el perfil de toxicidad sea manejable o los resultados consistentes en práctica clínica habitual, son tenidos en cuenta, entre otros».

Podría interesarte:
El 55% de los españoles usa Internet para buscar información sobre salud

El doctor Armando López ha explicado que el CAR-T es un proceso muy sofisticado, que ya es el presente del tratamiento en el linfoma difuso de células B grandes

La doctora Loretta Nastoupil ha comentado que »los CAR-T han sido un sueño durante años. Hace casi dos años se aprobaba la indicación para linfoma difuso de células B grandes y linfoma primario mediastínico para pacientes refractarios y hoy ya tenemos resultados de Yescarta en práctica clínica habitual que reflejan resultados similares de eficacia y tolerabilidad a los obtenidos en el ensayo clínico. Esto nos motiva a seguir trabajando y a seguir desarrollando nuevos CAR-T para otras enfermedades y en líneas precoces del tratamiento».

De hecho, según ha detallado ‘‘ya se ha cerrado el reclutamiento del ensayo de pacientes tras una única línea de tratamiento y que va a comparar el estándar actual que sería el trasplante de médula de células hematopoyéticas contra la terapia con Yescarta».

Otro de los aspectos en los que más se ha incidido a lo largo del simposio es en las posibles toxicidades que puede acarrear este tratamiento al paciente. Dos de las más comunes son el síndrome de liberación de citocinas y la posibilidad de sufrir cierta neurotoxicidad. Por ello, es imprescindible la multidisciplinariedad en el abordaje de estos pacientes. No solo interviene el área de hematología, sino que también es importante que se involucren los especialistas de hemoterapia, servicios de inmunología, UCI, medicina intensiva y neurología.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.