Inicio Actualidad

¿Por qué todavía no está aprobada la vacuna COVID-19 de Pfizer?

¿Por qué todavía no está aprobada la vacuna COVID-19 de Pfizer?
Stephen Hahn, director de la FDA. (Foto: Fuente Externa).

La Casa Blanca llama al jefe de la FDA, Hahn, para solicitar explicación al respecto.

A lo largo de la pandemia, los funcionarios de la Casa Blanca han doblado el pulso a la FDA y, a veces, han logrado doblegarla. Ahora, en los últimos meses de la administración Trump, el director de la agencia, Dr. Stephen Hahn, fue convocado para explicar el momento de su revisión de la vacuna COVID-19 de Pfizer, según informó Axios .

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, llamó a Hahn para una reunión este martes 1 de diciembre para explicar por qué la agencia no se ha movido más rápido en la revisión, dijeron las fuentes a la publicación. Antes de la reunión, Hahn dijo al medio de comunicación que «los científicos profesionales tienen que tomar la decisión y se tomarán el tiempo necesario para tomar la decisión correcta en esta importante decisión».

Algunas personas en la administración Trump se “quejan de que la FDA no trabaja las 24 horas del día para que se aprueben las cosas”, dijo una fuente al medio citado a su vez por Fiercepharma, lo que llevó a Meadows a convocar la reunión.

Obtener una vacuna desde la puerta de salida hasta la línea de meta rápidamente, sería un logro científico sin precedentes, pero todavía existe la sensación dentro de la Casa Blanca de que la FDA ha retrasado la revisión, según Axios. Un portavoz de la FDA dijo a la publicación que hay miles de páginas de datos y detalles que «deben ser divididos y revisados ​​por expertos de diferentes disciplinas». Luego, el programa puede ingresar a una revisión general.

Podría interesarte:
La FDA otorgó autorización de emergencia al antiviral remdesivir para ser usado en pacientes de COVID-19

«Queremos actuar con rapidez porque se trata de una emergencia nacional, pero nos aseguraremos de que nuestros científicos se tomen el tiempo necesario para tomar una decisión adecuada», dijo el portavoz de la FDA. «Es nuestro trabajo hacer esto bien y hacer la decisión correcta con respecto a la seguridad y eficacia de la vacuna».

Es solo el último caso en el que funcionarios de la Casa Blanca se involucran en procesos científicos en la FDA. Al comienzo de la pandemia, los funcionarios presionaron al regulador y a otros en el gobierno para que apoyaran el medicamento contra la malaria, cloroquina, según una queja del pasado director de BARDA, (Biomedical Advanced Research and Development Authority, por sus siglas en inglés o Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado, parte de la Oficina del Subsecretario de Preparación y Respuesta del departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de Estados Unidos, Rick Bright. La FDA finalmente emitió, y luego se retractó, de una autorización de uso de emergencia para el medicamento.

Más adelante, en el verano, el presidente Donald Trump tuiteó que «el estado profundo, o quien sea, en la FDA está dificultando mucho que las compañías farmacéuticas logren que las personas prueben las vacunas y la terapias», en el tuit , el presidente sugirió que sus oponentes políticos esperaban retrasar la vacuna hasta después de las elecciones.

Luego de que Pfizer revelara los resultados provisionales de eficacia el 9 de noviembre, Trump reiteró su ataque a la FDA. El presidente exigió al secretario del HHS, Alex Azar, «llegar al fondo» de la situación, informó el Washington Post .

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.