Inicio Actualidad

Philips acelera la producción de dispositivos esenciales en respuesta a la pandemia del virus COVID-19

Philips acelera la producción de dispositivos esenciales en respuesta a la pandemia del virus COVID-19
Hospital. (Imagen: Pixabay).

Philips está acelerando la fabricación de respiradores de uso hospitalario y tiene previsto duplicar su capacidad de producción en las próximas ocho semanas y cuadruplicarla para el tercer trimestre de 2020.

Royal Philips, líder mundial en tecnologías de la salud, ha anunciado que está incrementando la producción de algunos de sus dispositivos y soluciones de atención médica de emergencia para contribuir al diagnóstico y tratamiento de pacientes afectados por el virus COVID-19.

Los productos más necesarios en estos momentos son monitores de constantes vitales, respiradores portátiles y suministros para ventilación invasiva y no invasiva destinados a tratar una amplia gama de dolencias respiratorias. Philips cuenta, además con productos y soluciones para la respuesta y recuperación de pacientes con COVID-19, incluyendo sistemas de diagnóstico por imagen (TAC, diagnóstico móvil, rayos X y ecografía) que ayudan a diagnosticar y evaluar enfermedades respiratorias. También incluyen soluciones de telemedicina para monitorizar a pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos (programa eICU) y para conectar a médicos y pacientes desde su hogar.

Los productos más necesarios en estos momentos son monitores de constantes vitales, respiradores portátiles y suministros para ventilación invasiva y no invasiva

Philips está acelerando la fabricación de respiradores de uso hospitalario y tiene previsto duplicar su capacidad de producción en las próximas ocho semanas y cuadruplicarla para el tercer trimestre de 2020. La compañía ha movilizado a su red global de proveedores en un esfuerzo para respaldar el aumento de la producción en esta situación excepcional. En este sentido, Philips recuerda que cuenta con instalaciones de producción en Norteamérica, Europa y Asia, así como una red global de proveedores certificados de materiales y componentes.

En línea con la reciente llamada a la acción por parte de la Cámara de Comercio Internacional (ICC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), Philips hace un llamamiento a los gobiernos de todo el mundo para que faciliten el acceso a materiales y componentes críticos y no impongan restricciones del tipo de controles a las exportaciones o aranceles. También les conmina a facilitar la logística y a facilitar exenciones al cierre de fábricas para los proveedores de estos componentes esenciales.

Podría interesarte:
Cuáles son los tratamientos que la OMS está estudiando en la lucha contra el coronavirus?

La compañía ha tomado medidas para impulsar la producción como la contratación de personal adicional en sus fábricas o el aumento de los turnos de trabajo hasta cubrir las 24 horas del día y los siete días de la semana

Philips considera que los equipos médicos esenciales, tales como respiradores y monitores de pacientes, deben estar disponibles en cualquier lugar del mundo priorizando aquellas comunidades y países que más los necesitan. Para ello, se compromete a usar un enfoque basado en la ética y la justicia a la hora de distribuir sus productos y soluciones basándose en datos como la clasificación de riesgo de COVID-19 por países y regiones.

Estamos trabajando sin descanso para duplicar nuestra capacidad de producción de respiradores en las próximas ocho semanas y cuadruplicarla en el tercer trimestre”, señala Frans van Houten, CEO de Royal Philips

«En línea con nuestra misión de contribuir a mejorar la vida de las personas, queremos ayudar al mayor número posible de hospitales y centros clínicos a tratar al creciente número de pacientes críticos con COVID-19«, ha asegurado Frans van Houten, CEO de Royal Philips. «Nos enfrentamos a una demanda sin precedentes de equipamiento médico para el diagnóstico y el tratamiento de pacientes con COVID-19 y estamos trabajando sin descanso para duplicar nuestra capacidad de producción de respiradores para hospitales en las próximas ocho semanas y cuadruplicarla en el tercer trimestre«, ha añadido Van Houten.

«Estamos en contacto permanente con otros fabricantes de tecnología médica, gobiernos, la OMS y otras autoridades sanitarias para garantizar el aumento de la producción de materiales, componentes y productos finales, así como su envío entre países. Apelamos a todas las partes para que nos ayuden a salvar vidas acelerando el transporte de dichos productos. Creemos que un reparto justo y equitativo de los equipos médicos escasos pasa por hacerlos llegar primero a aquellos que más los necesitan mientras aumentamos la producción para abastecer a otras regiones en los próximos meses«, ha continuado el CEO de Royal Philips.

Podría interesarte:
Oftalmólogos advierten sobre peligros de conjuntivitis asociada al COVID-19

Las medidas tomadas por Philips para aumentar su producción son:

• Contratación de personal adicional en sus fábricas y reubicación de trabajadores actuales para respaldar inmediatamente el aumento de la producción.
• Instalación de líneas de producción adicionales y aumento del número de turnos de trabajo hasta cubrir las 24 horas del día y los siete días de la semana.
• Colaboración estrecha con los proveedores para garantizar el abastecimiento de los materiales y componentes necesarios para hacer frente a este aumento de la producción.
• Aprovechamiento de la capacidad de innovación de la compañía para reutilizar gamas de productos similares para afrontar el aumento de la demanda.
• Colaboración con fabricantes independientes para que realicen parte del aumento de la producción. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.