Inicio Actualidad

Patentes: otra medición para la innovación

La innovación que se lleva a cabo desde la industria farmacéutica es gran responsable de los cambios que hemos visto en los últimos años en materia de salud. Muchas personas viven más tiempo y con mejor calidad de vida gracias a las soluciones de salud que se han desarrollado: terapias personalizadas para distintos tipos de cáncer, la cura para la hepatitis C o los esquemas de tratamiento para cronificar el VIH. Lo anterior no sería posible sin la debida protección a los derechos de Propiedad Intelectual (PI).

Así, podemos decir que otra forma de medir la innovación en los países es a través de las patentes que presentan cada año. De acuerdo con el World Intellectual Property Indicators 2019, de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO, por sus siglas en inglés), en 2017, China y EUA presentaron la mayor cantidad de solicitudes de patentes. En el ámbito farmacéutico Suiza y Reino Unido lideran las estadísticas; y Países Bajos encabeza el rubro de tecnología médica.

El mismo documento destaca que, entre países de ingresos medios, de 2015 a 2017, India y México (representando a Latinoamérica) presentaron la mayor cantidad de solicitudes residentes para productos farmacéuticos (16,8% y 10%, respectivamente).

Otros datos clave destacan que:

  1. En 2018 se presentaron 3,3 millones de solicitudes de patentes. Esto representó un crecimiento de 5.2% respecto de 2017.
  2. Asia representó más de dos tercios de todas las solicitudes de patentes, marcas comerciales y diseños industriales de 2018.
  3. China impulsó el crecimiento general de la demanda de derechos de PI.
  4. En términos de presentación en el extranjero, Estados Unidos lidera el rubro con más de 230 mil solicitudes presentadas, seguido de Japón, Alemania, República de Corea y China
Podría interesarte:
Prevención del COVID-19: lo que sabemos que funciona y lo que no

Otra referencia sobre los países que más innovan es el Índice Mundial de Innovación 2019, que explora la innovación desde una perspectiva amplia que considera el entorno político, la educación, la infraestructura y el desarrollo empresarial de 129 economías. Aquí, Suiza aparece como el país más innovador del mundo, seguido por Suecia y Estados Unidos.

Es de suma importancia hacer notar que sin innovación no hay progreso, y para incentivar la innovación el papel de la propiedad intelectual se vuelve fundamental. Tal y como lo menciona Thomas Cueni, director general de la IFPMA, (International Federation of Pharmaceutical Manufacturers & Associations, por sus siglas en inglés) sin propiedad intelectual, la gran mayoría de los resultados innovadores de hoy en día, los avances médicos y hasta los medicamentos genéricos, no se habrían convertido en realidad.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.