doctor-tedros-adhanom-director-de-la-organizacion-mundial-de-la-salud-oms

La OMS publica los informes preliminares de los sistemas de vigilancia mundial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que los brotes de sarampión continúan propagándose rápidamente en todo el mundo, lo que supone que «millones de personas en todo el mundo en riesgo de contraer la enfermedad», según los últimos informes preliminares de los sistemas de vigilancia de los distintos países

Para el período del 1 de enero al 31 de julio de 2019, 182 países han notificado 364.808 casos de sarampión. Para este mismo período del año pasado, se reportaron 129.239 casos de sarampión de 181 países.

No obstante, la organización internacional advierte de que el número real de casos es considerablemente mayor que los reportados a través de los sistemas de vigilancia debido a la falta de información. Concretamente, estima que a nivel mundial se informan menos de 1 de cada 10 casos.

El informe con los datos finales de las estimaciones mundiales de casos y defunciones de 2018 se publicará en noviembre de 2019, mientras adelanta que el pasado año hubo 353.236 casos de sarampión reportados a la OMS.

Los datos más altos desde 2006

En los primeros seis meses de 2019, los casos de sarampión reportados son los más altos en cualquier año desde 2006. Se han reportado casi tres veces más casos hasta la fecha en 2019 que en este mismo momento el año pasado.

«Esto sigue a aumentos anuales sucesivos desde 2016, lo que indica un aumento preocupante y continuo en la carga global de sarampión en todo el mundo», advierte la agencia en un comunicado.

Podría interesarte:
OMS: “La amenaza de gripe pandémica está siempre presente”

Falta de vacunación

Los brotes más grandes se producen en países con baja cobertura de vacunación contra el sarampión, actualmente o en el pasado, lo que ha dejado a un gran número de personas vulnerables a la enfermedad. Al mismo tiempo, se están produciendo brotes prolongados incluso en países con altas tasas nacionales de vacunación.

Esto resulta de las desigualdades en la cobertura de la vacuna, y las brechas y disparidades entre las comunidades, las áreas geográficas y entre los grupos de edad. «Cuando suficientes personas que no son inmunes están expuestas al sarampión, puede propagarse muy rápidamente», señala la OMS.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.