Inicio Actualidad

La UE acuerda con Roche y Merk asegurar suministro de tratamientos experimentales para COVID-19

La Comisión Europea otorga autorización fórmula subcutánea para tratamiento pacientes adultos con espondilitis anquilosante y otras afecciones
Sede de la Comision Europea. (Foto de archivo).

Los acuerdos cubren el medicamento para la artritis de Roche y un medicamento para la esclerosis múltiple de Merck, ambos vistos como posibles terapias COVID-19.

La Comisión Europea ha llegado a acuerdos con los fabricantes de medicamentos Roche y Merck para asegurar el suministro de tratamientos experimentales para COVID-19, dijo una fuente de la Comisión a Reuters el miércoles.

Los acuerdos cubren el medicamento para la artritis de Roche RoActemra y el medicamento para la esclerosis múltiple Rebif de Merck, ambos vistos como posibles terapias para el COVID-19, y asegurarán suministros para cualquiera de los 27 estados miembros de la Unión Europea que quieran comprarlos, dijo la fuente.

Las preocupaciones sobre la disponibilidad de remdesivir se encendieron después de que Gilead prometió casi toda su producción a los Estados Unidos

Los acuerdos siguen a las solicitudes de los estados de la UE en mayo para adquirir los dos medicamentos y se producen cuando los gobiernos de todo el mundo luchan por el acceso a posibles terapias y vacunas contra el COVID-19, incluso antes de que se pruebe su eficacia.

La fuente, que se negó a ser identificada debido a la delicadeza del tema, no reveló los términos de los acuerdos.

Más tarde, el miércoles, Merck dijo que la Comisión le había pedido que se preparara para suministrar Rebif a los estados de la UE» a solicitud, siempre que se dicte la indicación para el tratamiento con COVID-19″.

Roche también confirmó conversaciones con la UE.

«En conversaciones en curso con la Comisión Europea, Roche se ha comprometido a satisfacer las necesidades de suministro de pacientes elegibles con neumonía asociada a COVID-19 en la UE y en todo el mundo, de manera equitativa y sostenible», dijo la compañía suiza en un comunicado.

Podría interesarte:
Japón el primer país en aprobar la medicina personalizada Rozlytrek de Roche

Una portavoz de la Comisión no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios.

Roche está haciendo una prueba de 330 pacientes con Roatctemra en etapa tardía, conocida como Actemra en algunos mercados, en patentes de COVID-19 después de que el fármaco antiinflamatorio utilizado contra la artritis reumatoide se desplegara en China en pacientes que sufrían una reacción grave del sistema inmunitario. Roche dijo que compartiría datos lo antes posible.

El medicamento también se está probando en pacientes con COVID-19 en combinación con el remdesivir antiviral de Gilead, el único fármaco autorizado hasta ahora por la UE para su uso contra COVID-19. Los pacientes aún están siendo reclutados, dijo Roche.

A principios de junio, un ensayo italiano de Actemra en pacientes con COVID-19 en estadio temprano mostró que este no pudo ayudarlos.

Rebif fue desarrollado por la empresa de biotecnología suiza Serono antes de que Merck comprara la compañía.

Ambos medicamentos se dirigen a las proteínas en el cuerpo asociadas con la inflamación, y existe la esperanza de que puedan ayudar a los pacientes con COVID-19 gravemente enfermos que sufren de la llamada tormenta de citoquinas, una reacción del sistema inmune que puede conducir a la insuficiencia orgánica.

Las compañías dijeron en cartas a la Comisión que podrían satisfacer la demanda de los países de la UE, dijo la fuente, pero no mencionaron los estados de la UE que habían expresado interés en las medicinas.

Los países de la UE ahora tendrán que ponerse de acuerdo con las compañías sobre los suministros necesarios, agregó la fuente.

Bruselas también está en conversaciones con Gilead para obtener dosis de remdesivir para los estados miembros y aumentar su capacidad de producción. También quiere reservar suministros de vacunas desarrolladas por Johnson & Johnson y Sanofi.

Podría interesarte:
Merck designó nuevo gerente general en Colombia

En junio, Francia, Alemania, Italia y los Países Bajos dijeron que habían asegurado 400 millones de dosis de una posible vacuna contra el COVID-19 desarrollada por AstraZeneca de Gran Bretaña.

Las preocupaciones sobre la disponibilidad de remdesivir se encendieron después de que Gilead prometió casi toda su producción a los Estados Unidos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.