Inicio Opinión

Influencia de la tecnología en la relación médico paciente

Dra. Dalin Olivo
Dalin Olivo Plasencio Medico cirujano general. Abogada. Experta en derecho médico. Conferencista internacional.

La tecnología ha sido la máxima expresión del desarrollo intelectual del hombre. Es el supremo amplificador de las capacidades humanas; es un medio y un hacer del hombre. (José Félix Patiño-Restrepo). La interacción del hombre y sus sociedades con las máquinas es muy antigua, podríamos decir que desde antes de la revolucion industrial, pero hoy está relación esta más activa y vinculante, en el ámbito de la medicina, más específicamente en la relación Médico-Paciente  (RPM) donde se han producido cambios positivos y negativos, que afectan o benefican la RMP;como aspecto positivo; podemos decir que el advenimiento de los avances científicos y tecnológicos han aportado a la medicina una importante variedad de recursos; permitiéndole a los profesionales de la salud mejorar la calidad asistencial en cuanto a diagnóstico y tratamiento .  

Se ha avanzado hacia una medicina social, en beneficio de la colectividad, organizada para atender a todos los habitantes de un país pero, como aspecto negativo su mal uso por el médico ha   repercutido desfavorablemente en la relación Medico-Paciente.Ya que  la medicina se ha transformado de una profesión eminentemente humanística y de beneficio social, a una medicina concebida como una industria. (Dr. Arrubarrena). 

Sin embargo este aspecto negativo de la tecnología, sobre la RMP, tenemos que analizarlo desde  el punto de vista de la bioética, porque ciertamente los avances tecnológicos y las biotecnologías tienen responsabilidad, en el proceso de deshumanización de la medicina y por consiguiente de  la RMP, la empatía que debe establecer el medico con el paciente no puede ser sustituida por ese afan de hacer cada dia su práctica más dependiente de la tecnología; con esta conducta está abandonando su vision humanística y humanitaria, de solidaridad y compasión, como lo planteó William Osler.

Desafortunadamente en los tiempos modernos estos principios se ignoran, creándose un desbalance frente al arrollador progreso de la ciencia y la tecnología. Por consiguiente, no es la tecnología la que deshumaniza; son deshumanizantes quienes la usan.  

Como hemos planteado es importante que el personal medico reconozca que la tecnología es su aliado no su sustituto, porque  ella nos ayuda a la automatización, manejo y recolección de datos relacionados con la salud, optimiza el uso del tiempo para que el médico se dedique más al paciente en sí que a computarizar o registrar toda su información, permiten recolectar información personalizada que, usada de manera adecuada pueden mejorar la gestión de la calidad, la eficiencia y la seguridad de la atención médica.

Tal como ocurre con la historia clínica electrónica que permite a los diferentes proveedores de salud acceder a información completa para brindar una atención más precisa. Con efectos positivos en la eficiencia del tiempo utilizado para la recolección de datos, en un mayor seguimiento de las guías de práctica, en la reducción de errores médicos y en la disminución de efectos adversos . 

Sin embargo, esta mayor eficiencia no se ha  traducido en una relación más personal entre médico y paciente. Toda vez que Precisión no siempre equivale a satisfacción, es un hecho no controvertido que las novedades tecnológicas han impactado negativamente en la asistencia del medico con el paciente o lo que es lo mismo en la RMP, los pacientes cuando buscan la asistencia  medica, lo que más valoran es la cantidad y calidad de tiempo que el médico le dedique, buscan una buena relación con su médico, que el médico le escuche, le pregunte sobre su situación de salud, que se interese por él como ser humano no busca tecnologías en sí, no quieren que un robot u otra tecnología reemplace a su médico porque la vinculación del médico con el paciente es un acto personal (entre persona), un acto humano. 

Consideramos que para mantener el uso de  la tecnología en salud con un toque humano, debemos orientarla hacia la recuperación de la relación médico-paciente. Porque si la tecnología va a agilizar los procesos de recolección de datos para que los médicos y los pacientes puedan emplear más tiempo en generar vínculos de confianza, vamos por buen camino. Pero si el cuidado del paciente se automatiza, habremos perdido una oportunidad de usar la transformación  tecnológica y las biotecnologías para mejorar la calidad de vida de los seres humanos. 

Hoy los servidores de la salud, están dando más importancia a las tecnologías que a la relación física con el paciente, que debe y tiene que ser la parte más importante del acto médico, de manera, que solo consideran los beneficios, es precisamente esta situación que está conllevando a un aumento de la litigiosidad de la atención médica, por esa pérdida del contacto físico y comunicacional que solo el médico puede establecer con el paciente.   

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.