Inicio Actualidad

Hacer test Covid por sospecha al entrar al hospital ayuda a controlar infección, según estudio

Hacer test Covid por sospecha al entrar al hospital ayuda a controlar infección, según estudio
Persona sosteniendo tubo en laboratorio. (Foto:Pexels)

Investigadores británicos afirman que los retrasos en los resultados hacen que aumente la posibilidad de transmisión entre pacientes positivos y negativos en los centros hospitalarios.

Realizar un test Covid-19 a la entrada del hospital de una persona con sospecha de padecer la enfermedad puede el control de la infección del coronavirus, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado por investigadores del Reino Unido en un hospital y que ha sido publicado en la revista ‘The Lancet’.

Durante la primera ola de la pandemia de coronavirus, los sistemas de atención médica de todo el mundo se basaron en pruebas de PCR de muestras de pacientes en laboratorios hospitalarios centralizados, un enfoque que es largo y requiere muchos recursos.

«Nuestros hallazgos son los primeros en sugerir los beneficios clínicos de las pruebas moleculares de Covid-19 en el punto de atención de los hospitales»

Los retrasos en los resultados hacen que los pacientes tarden más en ingresar en las salas Covid / No-Covid correctas, por lo que están esperando en salas de evaluación mixtas, lo que aumenta la posibilidad de transmisión entre pacientes positivos y negativos.

En los últimos meses, se han desarrollado una serie de pruebas moleculares que prometen resultados rápidos en el área donde se atiende al paciente, como Urgencias. Las muestras de hisopos se colocan en cartuchos de prueba que ocupan poco espacio físico y pueden ser operados por el personal sanitario, a diferencia de la prueba estándar de PCR de laboratorio, donde las muestras se envían a laboratorios centralizados y son tratadas por personal especializado.

«Nuestros hallazgos son los primeros en sugerir los beneficios clínicos de las pruebas moleculares de Covid-19 en el punto de atención de los hospitales, lo que demuestra una reducción de los retrasos, los movimientos de cama y el tiempo en las áreas de evaluación, lo que conduce a un mejor control de las infecciones», han dicho los investigadores.

Podría interesarte:
Expertos en cáncer de España, Latinoamérica y Estados Unidos abordarán incidencia del COVID-19 en pacientes oncológicos

PRUEBAS REALIZADAS

El ensayo no aleatorio se llevó a cabo en la Unidad Médica de Agudos y el Departamento de Emergencias del Hospital General de Southampton e incluyó a adultos con síntomas de Covid-19. Se tomaron frotis de nariz y garganta de todos los pacientes y se analizaron para detectar la infección con el virus SARS-CoV-2.

Aproximadamente la mitad de los pacientes fueron evaluados usando las pruebas de laboratorio en el lugar de asistencia (POCT, por sus siglas en inglés) en un centro dedicado en la Unidad Médica de Agudos, usando un kit conocido como ‘QIAstat-Dx Respiratory SARS-CoV-2 Panel’, que detecta el SARS-CoV-2 y otros virus, incluida el de la gripe. También se probaron utilizando la prueba estándar de PCR de laboratorio. Los pacientes de control restantes (555/1054) se analizaron solo mediante la prueba de PCR estándar.

Los hallazgos proporcionan evidencia de que las pruebas de laboratorio en el lugar de asistencia para el SARS-CoV-2 es factible en el contexto del control de infecciones apropiado

Se encontró que 197 (39%) de 500 pacientes en el grupo POCT eran PCR-positivos para SARS-CoV-2 en comparación con 155 (28%) de 555 en el grupo de control. Los autores compararon el tiempo que tomó recibir los resultados con los dos tipos de pruebas, observando que la mediana de tiempo hasta los resultados con POCT fue de 1,7 horas, en comparación con 21,3 horas, diferencia que siguió siendo grande después de tener en cuenta factores como la gravedad de la enfermedad, la edad y el sexo.

Después de la prueba, los pacientes fueron transferidos a salas Covid positivas o negativas definitivas. Esto tomó 8 horas en el grupo POCT, en comparación con 28,8 horas en el grupo de control, con un 13,7 por ciento transferido directamente a la sala correcta (sin pasar por áreas de evaluación) en el grupo POCT y un cero por ciento en el grupo de control. El número medio de movimientos de cama entre la admisión y la llegada final a la sala fue menor en el grupo POCT, con 0,9 movimientos en comparación con en el grupo de control con 1,4 movimientos.

Podría interesarte:
Covid-19: Un smartphone con láser y cámaras térmicas para detectar fiebre a distancia

Asimismo, se evaluaron 469 pruebas POCT para determinar la precisión diagnóstica y tenían una sensibilidad del 99,4 por ciento y una especificidad del 98,6 por ciento, superando la PCR de laboratorio central. Los hallazgos proporcionan evidencia de que la POCT para el SARS-CoV-2 es factible en el contexto del control de infecciones apropiado y la capacitación del personal.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.