Alain Garay dice que los casos de demandas a los médicos surgen como consecuencia de la poca calidad y veracidad de la información manejada por los pacientes. En todo caso, la falta de comunicación médico-paciente es el hilo conductor.

El doctor en derecho y experto internacional en derecho médico, Alain Garay y quien participara en recién finalizado Primer Congreso Internacional de Derecho Médico celebrado en la ciudad capital, cuestiona la postura asumida por legisladores dentro y fuera de la República Dominicana a la hora de proceder en la promulgación y formulación de normas legislativas, al tipificar la relación del médico-paciente como un acto de consumo.

El doctor Garay, es un jurista y catedrático de Francia, que se ha destacado sobre la medicina legal por mucho tiempo. Es además, miembro fundador y vicepresidente de la Asociación Latinoamericana de Derecho Médico. Es experto de la Oficina para Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa. Investigador en la facultad de Derecho de Aix-Marseille.

Autor varios libros sobre la materia entre ellos: Libertad de conciencia y tratamiento médico: el caso del consentimiento a la transfusión sanguínea  también de Gestión Jurídica del Riesgo Médico y de múltiples tesis sobre el derecho del paciente incluso con temas tan espinosos como la religión. 

El doctor Garay, durante su participación en el evento, patrocinado por el Plan Médico Jurídico del Colegio Médico Dominicano, PLAMEJUR, explicó la importancia de establecer relaciones interprofesionales entre los abogados y los profesionales de la salud, resaltando que el médico de hoy en día tiene que saber todo lo relativo al derecho médico y la medicina legal.

Podría interesarte:
Grandes Maestros del Derecho y la Medicina estarán presentes en congreso inicia este viernes

En ese orden, afirmó que a la materia en derecho médico se debe agregar en los planes de estudios de ambas carreras, «debemos tratar de tener esos temas en forma de asignaturas, cursos, seminarios, grados y posgrados”.

El profesional del derecho y la salud dijo que empresarios del ámbito financiero, así como del derecho, han venido manipulando el tema de la actividad médica, en aras de introducir variables y cambios en el modelo de asistencia sanitaria, generando- a su vez- efectos jurídicos no deseados para el médico.  La actividad médica puede generar en efectos indeseables como consecuencia de los errores humanos, hoy falta culposa.

Expresó que errar es de humanos como se establece en un informe elaborado por la Academia de Ciencias de los Estados Unidos en 1891, que recoge actos médicos indeseados provocados por medicamentos  

En ese orden, afirmó que la materia en derecho médico se debe agregar en los planes de estudios de ambas carreras, “debemos de tener esos temas en forma de asignaturas, cursos, seminarios, grados y posgrados”.

«El acto médico no es un acto de consumo y viceversa». La relación médica-paciente no es una relación de consumo debido a que dicho acto es de tipo asistencial, es decir, no comercial como se ha venido queriendo imponer en la psiquis del criterio ciudadano.

«Aquí no se está hablando de mercancías sino de personas; lo que aquí está en juego no es hacer el acto médico-técnico, sino la relación existencial, es decir, de cómo actúa el facultativo con el paciente y cómo actúa el paciente con el médico a la hora de consentir”, sostuvo.

Podría interesarte:
Grandes Maestros del Derecho y la Medicina estarán presentes en congreso inicia este viernes

“La deshumanización, inferida en la carrera médica por lo general, provoca cambios en términos culturales y antropológicos que como ciudadanos experimentamos en nuestros días, pasando de un modelo paternalista a un modelo económico, es decir, donde el médico ya no es como era antes, que él decidía todo.

El principio de autonomía del paciente impide al médico imponer el poder  otorgado por su formación académica y profesional; hoy en día legisladores, como en el caso de República Dominicana, han elaborado normas tipificando el acto médico como de consumo. 

Garay habló sobre la tendencia negativa que está afectando al mundo médico hospitalario como consecuencia de la poca calidad y veracidad de la información manejada por los pacientes.

«Vamos más allá de la información como consecuencia en los cambios del paradigma democrático, que  están afectando la actuación médica, debido a cualquier inferencia hecha por el paciente con la finalidad de enfrentar al profesional de la salud», refirió.

«El médico no está obligado con muchas de las exigencias del paciente”, refirió.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.