Recopilatorio con algunos de los errores más comunes en el ámbito de la Medicina y sus correcciones.

¿Cuáles son las ‘patadas’ al diccionario más comunes entre los españoles cuando se habla de Medicina? ¿Qué errores se cometen en el día a día cuando se refiere a algún vocablo del campo médico?  Lo cierto es que más de una vez se encuentran gazapos en nuestras conversaciones, medios de comunicación y hasta entre profesionales sanitarios.

Para salir de dudas SaludNews ha revisado las declaraciones de Fundéu (fundación creada en febrero de 2005 en Madrid a partir del Departamento de Español Urgente de la agencia EFE) a la revista Redacción Médica para recopilar las equivocaciones más habituales en el lenguaje.

Severo: ‘false friend’

Como si de un ‘false friend’ se tratase se suele utilizar la palabra severo como sinónimo de grave, cuando en castellano no tiene esa acepción, sino que significa ‘estricto’. Celia Villa de Fundéu explica que se trata de un anglicismo procedente de severe, adjetivo que en inglés sí que significa ‘grave’.

La culpa fue… de una tilde

Cuando se hace referencia a una etapa o fase de un proceso (tratamiento, enfermedad, etc) se debe decir estadio porque utilizar estadío (con tilde) es erróneo. Esta última es una palabra que no está registrada en el diccionario de la Real Academia Española y que lamentablemente se confunde sobre todo cuando se habla de Oncología y diagnósticos. 

Enfermedades que van (a veces) con mayúsculas

En muchas ocasiones se escriben determinadas patologías con mayúsculas. Pero lo cierto es que, por ejemplo, no siempre ocurre así. En el caso de alzhéimer se escribe con minúsculas y con tilde, excepto si va acompañado de expresiones como ‘enfermedad de Alzheimer’ o ‘mal de Alzheimer’. En el caso sí que iría con mayúscula al comienzo y sin tilde. ¿Por qué? En ese caso se hace alusión a su descubridor. Esto también ocurre con ébola o virus del Ébola, que acoge el nombre de un río de África.

Podría interesarte:
Negros nubarrones en los acuerdos entre médicos y ARS; CMD denuncia gran aumento de las glosas y otras acciones de las aseguradoras

Es un error usar la palabra cirugía como sinónimo de operación o intervención quirúrgica

En sintonía con esto hay que hacer una especial mención al mal de Chagas. Al igual que ocurre con las dos enfermedades mencionadas anteriormente, de forma informal y como nombre común de la enfermedad en sí, se debe escribir en minúscula pero si se precede de la palabra ‘mal’ debe ir en mayúsculas por hacer referencia a Chagas que es el apellido del médico brasileño Carlos Ribeiro Chagas.

Por otro lado, el mal de Chagas puede ser transmitido por diferentes especies de chinches (chipo, vinchuca, chinche negra, etc). Todos ellas van en minúscula y no necesitan ir en cursiva ni entre comillas.

En último lugar, en lo que se refiere al propio parásito que provoca esta patología, que tiene el nombre científico de Trypanosoma cruzi, tendría que ir en cursiva y con mayúscula inicial en la primera sílaba. Según se especifica en la página web de la Fundéu, puede usarse también, y es preferible que así sea, el nombre común adaptado de tripanosoma, que va en minúscula y redonda, y con i latina.

Y la forma correcta es…

¿Cuál es el término bueno? Si se refiere a la persona que padece una alergia se le llama alérgico; si es el que la produce es alergénico; y si se refiere  a una sustancia que la provoca se dice alérgeno. Celia Villa de Fundéu aclara a Redacción Médica que, por ejemplo, en el caso de entubar o intubar, ambas son válidas.

Aunque se suelen alternar ambas, lo adecuado es ‘la médica’ para referirse a aquellas mujeres que se dedican a la Medicina

Cirugía: es una disciplina médica

Otra de las ‘patadas’ que se da al diccionario médico es cuando se dice cirugía usándola como sinónimo de operación o intervención quirúrgica. En realidad se hace referencia a la disciplina médica que es.

Diferencias entre mama y glándula mamaria

Estos dos términos se utilizan como sinónimos, pero en realidad la glándula mamaria está en el interior de la mama (cada uno de los pechos femeninos completos).

Podría interesarte:
Cierre de UNAP en la Zona Colonial desata los demonios

El eterno debate: la médica o la médico

Siempre se ha cuestionado cuál es la forma correcta para referirse a todas aquellas mujeres que se dedican a la Medicina. Aunque se suelen alternar ambas, lo adecuado es ‘la médica’. Según especifican en su web, se usaría así como única forma para el femenino recogida en el diccionario académico, de acuerdo con la pauta de desdoblar los cargos, títulos y profesiones terminados en –o.

Paciente no es lo mismo que enfermo

Según la web de Fundéu, el enfermo es ‘la persona que padece una enfermedad, esto es, que ha perdido su bienestar físico, mental y social’ a diferencia de paciente que es ‘la que recibe o recibirá atención médica ya sea por padecer una o con fines preventivos’.

Sin doblar la erre

Según la Fundéu lo correcto es hablar de síndrome del trabajador quemado, mejor que burnout

No se debe utilizar la doble erre en palabras como ‘colorectal’.

Utilizar la traducción castellanizada

Hemos acoplado a nuestro idioma muchos anglicismos y uno de ellos es burnout (síndrome de desgaste profesional o del trabajador quemado). Desde la propia Fundéu recogen que es mejor utilizar la forma castellanizada.

Cómo referirse a los medicamentos

Por un lado, hay que hacer un matiz. Y es que administrar, y no suministrar, un medicamento a un paciente es el verbo adecuado para indicar que se le hace tomarlo, se le aplica.

Por otro lado, la Fundéu explica que los nombres comerciales de los medicamentos se escriben con inicial mayúscula y que los nombres de los principios con los que se producen se escriben en minúscula.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.