Inicio Actualidad

Detección temprana artritis reumatoide es crucial para asegurar calidad de vida de pacientes

Detección temprana artritis reumatoide es crucial para asegurar calidad de vida de pacientes
Artritis Reumatoide. (Imagen: Fuente Externa).

¿Son sus articulaciones sensibles al tacto y frecuentemente están calientes e hinchadas?, ¿despierta por las mañanas con rigidez en manos, muñecas o rodillas que tarda cerca de una hora en desaparecer? Si usted ha experimentado estos síntomas por al menos tres meses, visite a un reumatólogo tan pronto sea posible pues podría tratarse de artritis reumatoide, una
enfermedad que además de sus dolorosas manifestaciones conlleva otras complicaciones a medida que avanza.

El próximo lunes 12 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Artritis Reumatoide (AR), una enfermedad inflamatoria crónica autoinmunitaria de causas desconocidas que se produce cuando el sistema inmune ataca por error los tejidos del cuerpo. Esta enfermedad causa una hinchazón dolorosa en las articulaciones (zonas donde se encuentran o conectan dos huesos), que puede ocasionar erosión ósea y deformidad, así como complicaciones serias en órganos como corazón y pulmón.

La prevalencia de esta enfermedad en el continente americano es del 1% 1 : en República Dominicana, cerca de 100.000 personas padecen o padecerán artritis reumatoide en su vida

A diferencia de la artritis relacionada a factores degenerativos propios del envejecimiento que afectan los cartílagos por desgaste, la artritis reumatoide es una enfermedad que puede afectar cualquier articulación durante los años más productivos del ser humano.

Personas en edad productiva, principalmente mujeres entre 20 y 40 años de edad tienden a ser las principales afectadas y según datos de la Organización Mundial de la Salud, la artritis reumatoide afecta a cerca del 1% de la población. Esto significa que, en República Dominicana, cerca de 100,000 personas padecen o padecerán artritis reumatoide en su vida, una cantidad que equivale a llenar casi cuatro veces el Estadio Quisqueya.

Importancia del diagnóstico y tratamiento tempranos
La artritis reumatoide suele manifestarse mediante signos o síntomas que incluyen, además del dolor y la hinchazón ya mencionados, rigidez articular que generalmente empeora por las mañanas y después de periodos de inactividad, ojos y boca seca, fatiga, fiebre baja y pérdida del apetito.

Con el paso del tiempo, la artritis reumatoide puede incrementar el riesgo de desarrollar complicaciones de mayor seriedad como obesidad, diabetes, infecciones, osteoporosis, síndrome del túnel carpiano, síndrome de Sjogren (un trastorno que disminuye la cantidad de humedad en los ojos y la boca), hasta enfermedades cardíacas prematuras, enfermedad pulmonar o linfoma. Por ello, es crítico que el diagnóstico y la atención médica eficaz sean facilitados de forma temprana.

El doctor Antonio Cachafeiro Vilar, especialista reumatólogo y director médico del Hospital Punta Pacífica en Panamá, investigador, conferencista y autor de múltiples artículos acerca de la artritis reumatoide, explica que “a la fecha no se ha desarrollado una cura para la artritis reumatoide; por eso, nuestra meta como especialistas siempre debe apuntar a hacer cesar la progresión de la enfermedad en corto tiempo.

Podría interesarte:
Tratamiento a pacientes de Artritis Reumatoide durante la pandemia: un reto de los sistemas de salud de Latinoamérica

De ahí que la recomendación es realizar el diagnóstico idealmente dentro de los tres primeros meses de manifestación de los síntomas, con el fin de comenzar el tratamiento para retrasar o detener la progresión de la enfermedad cuanto antes y, de esta forma, mantener la calidad de vida del paciente y su capacidad para realizar actividades cotidianas con normalidad y menor afectación”.

Opciones terapéuticas para el abordaje de la artritis reumatoide
Según el especialista, es muy importante comprender que cada paciente con artritis reumatoide necesita una atención y tratamiento personalizado puesto que, al ser un padecimiento autoinmune, la respuesta del paciente a los tratamientos es completamente distinta en cada caso. Incluso, es frecuente que deban hacerse combinaciones y cambios de tratamientos a lo largo del tiempo para atender la enfermedad con
efectividad y eficacia.

En este sentido, la industria farmacéutica ha desarrollado opciones terapéuticas de primer nivel en los últimos años, muchas de las cuales logran la remisión de la artritis reumatoide, entre ellas los medicamentos biológicos y biosimilares.

“Previo al desarrollo de medicamentos biológicos, se estimaba que 5 de cada 10 personas con artritis reumatoide eran diagnosticadas como inválidas tras la primera década de sufrir la enfermedad. Hoy, gracias al tratamiento integral y a la incorporación de los avances terapéuticos, incluyendo biosimilares, se está llegando al 0% de invalidez en esos primeros años y las personas pueden continuar con una vida normal gracias a los beneficios de estos tratamientos”, afirmó Cachafeiro.

El paciente informado y con poder de decisión

Además del pronto diagnóstico, el control y la aplicación de terapias efectivas, una gran parte del éxito del tratamiento de la artritis reumatoide radica en la comunicación entre paciente y médico. Es recomendable que estas conversaciones sean claras y constantes, donde se pueda compartir información válida y confiable, y discutir las opciones terapéuticas disponibles, los avances y novedades más recientes, y por supuesto, los temores y expectativas del paciente.

Es vital que el paciente se empodere y se eduque sobre su enfermedad: debe conocerla, entenderla y saber explicarla. En la actualidad, existe una amplia variedad de fuentes informativas y educativas que se pueden explorar para comprender en qué consiste la artritis reumatoide y cómo impacta la vida de las personas. Sin embargo, la mejor recomendación es validar esa información con el médico especialista, primero, para asegurar que sea verdadera y segundo, para garantizar la sintonía de los esfuerzos que como equipo están emprendiendo el médico y el paciente. Al respecto, el doctor Cachafeiro recomienda cuatro preguntas base que deben abordarse en la consulta con el reumatólogo:

  1. ¿Por qué debo tomar medicinas y seguir un tratamiento? ¿Qué pasa si decido no hacerlo?
  2. ¿Qué sucede si lo que me tomo no funciona o me cae mal?
  3. ¿Por cuánto tiempo debo tomar y seguir este tratamiento?
  4. ¿Qué cosas debo hacer en mi vida para evitar una crisis? ¿Qué hago si se da una crisis?
  5. Entendiendo conceptos
     Medicamento biológico: es producido por un
    proceso complejo que involucra organismos
    vivos. Ejemplos: vacunas, productos
    hematológicos, terapia génica y celular, y
    fármacos obtenidos mediante ingeniería
    biomédica.
     Medicamento de referencia: es un
    medicamento innovador (biológico o no) que
    desarrolló el uso de una patente vigente por
    determinado tiempo.
     Medicamento biosimilar: es un
    medicamento producido con estándares de
    calidad, seguridad y eficacia comparables a
    los de los productos biológicos existentes (de
    referencia).
Podría interesarte:
La FDA rechazó el tratamiento de Gilead para el tratamiento de artritis reumatoide activa debido a problemas de toxicidad

En resumen, la fórmula para llevar una vida en control cuando se padece de artritis reumatoide consiste en: obtener un diagnóstico temprano, aplicar terapias efectivas que estimulen la remisión, mantener un estilo de vida activo y saludable, y conocer la enfermedad a fondo para poder controlarla.

Asimismo, Estela Lobo, Gerente del área médica y regulatoria de Sandoz, resaltó que “el mejor enfoque para tratar la artritis reumatoide está en implementar un programa terapéutico integral: esto significa incorporar los medicamentos más adecuados para la condición individual de cada paciente y complementarlos con terapias no farmacológicas como ejercicio, dieta, masajes, asesoramiento, reducción del estrés, fisioterapia y, en los casos necesarios, cirugía.

Este programa necesita que el paciente participe activamente y que tanto su familia como el equipo de profesionales médicos (reumatólogos, médicos de cabecera y terapeutas físicos y ocupacionales) lo acompañen para asegurar la mejor atención, mantener la motivación y estimular la adherencia al plan. La educación continua y el control periódico tampoco pueden dejarse de lado pues, en definitiva, son armas clave para el empoderamiento y la confianza del paciente”.

Por otra parte, con respecto al uso de biosimilares en el tratamiento de enfermedades como la artritis reumatoide, Lobo expresó que “la acogida de los profesionales de salud a los medicamentos biosimilares alrededor del mundo está siendo positiva ya que valoran el papel que cumplen en la ampliación del acceso de los pacientes a las terapias biológicas y el ahorro que se produce sobre el sistema de salud.

Buscamos educar en la calidad, seguridad y eficacia que ofrece un medicamento biosimilar, porque los pacientes aún no tienen información suficiente y algunos piensan que solo se trata de un cambio motivado por las razones económicas dejando de lado la calidad, precisamente porque desconocen las características de estos medicamentos o tienden a confundirlos con copias sub-estándar. Queremos que sean conscientes de los beneficios que estos productos ofrecen al tratamiento de su enfermedad, a la institución y otros pacientes”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.