Inicio Actualidad

ARAPF: el autocuidado y la medicación responsable avanzan positivamente en Latinoamérica

ARAPF: el autocuidado y la medicación responsable avanzan positivamente en Latinoamérica

Según la ILAR, casi el 90% de los latinos se consideran cuidadosos con su salud y practican el autocuidado.

La Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos, Inc. (ARAPF), se muestra positiva con respecto al avance y desarrollo del autocuidado y la medicación responsable en Latinoamérica (LATAM), la cual, durante la época de pandemia Covid-19, fue vital para hacer frente a la enfermedad y aliviar la presión en los sistemas de salud.

Y es que el autocuidado responsable, definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “La capacidad de las personas, las familias y las comunidades para promover la salud, prevenir enfermedades, mantener la salud y hacer frente a las enfermedades y discapacidades con o sin el apoyo de un proveedor de atención médica”, se ha consolidado como un elemento clave para estar y mantenerse saludable a través del acceso a medicamentos de venta libre sin receta (OTC, por sus siglas en inglés) en la región Latinoamericana, los cuales son fármacos que por su seguridad se pueden adquirir sin una prescripción médica, para tratar una variedad de afecciones menores o síntomas de las enfermedades comunes, y de los que se posee una amplia experiencia de uso.

El autocuidado fue vital durante la pandemia Covid-19 para mantener la salud, hacer frente a la enfermedad y aliviar la presión en los sistemas de salud Latinoamericanos

Según datos de la Industria Latinoamericana de Autocuidado Responsable (ILAR), cerca del 90% de las personas se consideran cuidadosas con su salud y practican el autocuidado, además, tres de cada 10 latinos recurren a un medicamento que tienen en casa después de que aparece un primer síntoma de una enfermedad leve. Por otro lado, también se destaca el rol protagónico del autocuidado durante la pandemia Covid-19, donde 56% de los latinoamericanos redujeron o suspendieron sus consultas médicas y 21% interrumpieron tratamientos médicos que requerían receta para ser adquiridos.

Podría interesarte:
Sanofi descarta las enfermedades infecciosas tempranas y los trastornos de la sangre

Al respecto, Juan Miguel Madera, vicepresidente ejecutivo de ARAPF mencionó: “el autocuidado responsable contribuye sustancialmente a los sistemas de salud pública y brinda valor agregado para el individuo responsable de su propia salud, cuando éste tiene acceso a productos de venta libre convenientes y evita visitas médicas innecesarias, permite a los médicos y otros profesionales de la salud enfocarse en casos más graves y que realmente requieran atención médica”.

Además de los ahorros económicos para los sistemas de salud pública en el tratamiento de enfermedades o síntomas comunes y no graves, así como el redireccionamiento de recursos al tratamiento de condiciones más serias. Otros beneficios importantes del autocuidado responsable son: evitar la pérdida de productividad por condiciones no graves, empoderar a los ciudadanos sobre su propia salud y en general mejorar la calidad de vida de las poblaciones. Vale la pena destacar que también se involucra en un autocuidado responsable la capacidad que debe tener la persona de buscar asistencia médica cuando este tipo de medicamentos no logren conseguir el resultado de salud esperado y en donde la intervención del profesional de salud se hace necesaria.   

ILAR menciona que en América Latina los sistemas de salud públicos atienden alrededor de 96 millones de casos relacionados a cuatro condiciones comunes: resfriado común, diarrea, candidiasis vulvovaginal y lumbalgia, lo que representa un gasto cercano a los $2.7 mil millones de dólares, por lo que si el 50% de los casos se atendieran a través de medicamentos de venta libre, se podría lograr un ahorro aproximado de $1.3 mil millones de dólares de las cuatro condiciones comunes no graves y, además, se podría disminuir el impacto económico por ausentismo de $4.6 mil millones de dólares a $2.5 mil millones de dólares al año.

Podría interesarte:
Promese/Cal entrega medicamentos e insumos al Antonio Musa de San Pedro de Macorís

“Tenemos la gran responsabilidad de seguir fomentando el autocuidado responsable en la población, por lo que se vuelve de suma importancia la divulgación de información educativa constante y de interés que permita empoderar al consumidor para el manejo de su propia salud a través del acceso a productos que permiten el tratamiento de las molestias o enfermedades comunes o de condiciones no graves”, finalizó el vicepresidente ejecutivo de ARAPF.

Finalmente, ARAPF recuerda a la población que la “automedicación” y “auto prescripción” no es lo mismo, siendo este último concepto definido como “El acto de demandar y obtener directamente de un proveedor de medicamentos que se expende con prescripción, sin que medie un profesional de la salud autorizado”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en SaludNews está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional acreditado.

Artículo anteriorAnte aumento de casos de diabetes, fundación realiza operativo
Artículo siguienteSNS exhibe sus logros y avances en la Red Pública de Servicios de Salud, a dos años de la actual gestión