El mismo se aplicará de forma integral a todo el sistema de salud con miras a reducir la morbilidad y mortalidad por trastornos mentales.

El ministerio de Salud, a través del departamento de Salud Mental lanzó el Plan Nacional de Salud Mental 2019-2022, el cual establece una visión y abordaje integral, para la reducción de la morbilidad, discapacidad y mortalidad asociada a los trastornos mentales y la disminución de las brechas de atención.

El ministro de Salud, doctor Rafael Sánchez Cárdenas, explicó que la salud mental comunitaria desde la perspectiva de la atención, la promoción y prevención abarcan una amplia gama de intervenciones psicosociales destinadas al beneficio y la protección de la salud individual y colectiva.

El funcionario señaló que, en los últimos tres años, el país ha logrado tres grandes objetivos que reflejan que se han tomado en cuenta recomendaciones de la OPS/OMS, entre ellas se destaca la transformación del antiguo hospital psiquiátrico convertido en Centro de Rehabilitación Psicosocial, el mismo ha reducido de manera significativa el número de camas y ha organizado la vida diaria de los 98 pacientes que allí residen.

Sánchez Cárdenas señaló también que los pacientes con trastornos mentales tienen derecho a rehabilitarse con dignidad, razón por la cual el espacio y el entorno a utilizar por ellos y los trabajadores de la salud se encuentran en óptimas condiciones.

“El presente Plan Nacional de Salud Mental 2019-2020 expresa las metas y los compromisos que se han asumido a nivel internacional y local; cuenta con cuatro líneas estratégicas, dirigidas a abordar el fortalecimiento de la rectoría y gestión técnica-administrativa, la promoción de la salud, la prevención de los trastornos mentales y los problemas psicosociales, además de la cobertura y acceso a una atención de salud mental integral y de calidad desde la perspectiva de los derechos humanos” puntualizó Sánchez Cárdenas.

Indicó que el documento constituye un marco de equidad a través del desarrollo de estrategias y programas de prevención, promoción, atención integral, rehabilitación e inclusión social de las personas afectadas y sus familias.

De su lado el director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud el licenciado Chanel Rosa Chupany manifestó que la gestión de la cobertura y acceso a una atención de salud mental integrada en su totalidad en el sistema nacional de salud debe fortalecerse con las Unidades de Intervención en Crisis (UIC), ubicadas en diferentes hospitales públicos y que para lograrlo necesita el apoyo de todo el sector salud.

La doctora Alma Morales, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), valoró el alcance del Plan como un aspecto de interés para mejorar la calidad de la atención.  “La Organización Panamericana de la Salud respalda como estrategia para Las Américas el derecho a la salud, la equidad y la solidaridad como los valores que sustentan la salud universal, constituyendo el fundamento ético para el diseño e implementación de las políticas públicas, desde la OPS/OMS continuaremos apoyando este tipo de iniciativas y aplicación que se coordina desde el organismo regulador de Salud en el país” finalizó Morales.

El plan

El Plan según explicó el doctor Ángel Almánzar, director del Departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud Públicasservirá para guiar las intervenciones de salud que se realicen en el país, dejando atrás su abordaje tradicional biomédico, para pasar hacia un modelo de salud pública comunitario y participativo, el mismo representa la oportunidad de integrar la Red de servicios de salud con un primer, un segundo y tercer nivel fortalecido.

 “Mediante esta estrategia que lleva el Ministerio de Salud y que apoya otras instituciones, se establece un marco para la planificación en los niveles local y nacional, tomando como referencia cuatro áreas estratégicas cuyo objetivo es contribuir a reducir la carga por enfermedades mentales y el consumo excesivo de alcohol y otras sustancias psicoactivas” señaló el psiquiatra.

Las áreas estratégicas están en correspondencia con el análisis de situación actual, las principales brechas y las necesidades identificadas por lo que el plan se orienta prioritariamente a cubrir las necesidades del país, alineado con las recomendaciones aportadas por la OPS/OMS.