La enfermedad que causó la muerte del exdirigente del PSOE Pérez Rubalcaba en España y quien había sido ingresado de urgencia en un hospital de Madrid, es poco conocida en el país.

Este miércoles el expresidente del Gobierno y exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (67 años) sufría un ictus y era ingresado en estado grave en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, comunidad de Madrid, España.

Tras encontrarse en estado de “extrema gravedad”, finalmente, Pérez Rubalcaba falleció a causa de esta enfermedad neurológica, que afecta cada año a unas 110.000-120.000 personas tan solo en España y que supone la segunda causa de muerte (la primera en mujeres), así como la primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda causa de demencia en ese país. 

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida, de los cuales un 50% quedarán con secuelas discapacitantes o fallecerán por esta causa.

Cada año, fallecen solo en España más de 27.000 personas por sufrir una enfermedad cerebrovascular y, actualmente más de 330.000 españoles presentan alguna limitación en su capacidad funcional por haber padecido un ictus.

Aunque el ictus puede ocurrir en todas las edades, las posibilidades aumentan considerablemente a partir de los 60-65 años porque, con el envejecimiento, va incrementándose de forma progresiva la posibilidad de padecerlo.