La UASD agregó un año más de formación al programa y Salud Pública solo reconoce tres, afectando a unos 149 médicos en formación.

El impasse entre el ministerio de Salud Pública y su Dirección Nacional de Residencias Médicas y la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, por haber agregado esta un año más de formación al programa de residencias médicas y la negación del Ministerio a reconocer el último año mantienen en una situación difícil la conclusión de la carrera de Medicina de estos jóvenes.

El conflicto mantiene en el limbo a 149 médicos de tres especialidades. Cuyos afectados son galenos del tercer año de siete hospitales del Estado de las especialidades medicina familiar, pediatría y medicina interna.

En una nota reseña por el HOY, el doctor Bienvenido Peña, director del Consejo Nacional de Residencias Médicas, una entidad bajo la dependencia del Ministerio de Salud Pública, aseguró que en el año 2006, el doctor José García Ramírez, de residencia médica de la UASD propuso a la academia que adicionara un año al programa de formación especializada que de tres años fuera llevado a cuatro.

Dr. Bienvenido Peña

En efecto, dijo, la UASD añadió un año para la especialidad de medicina interna, medicina familiar y pediatría. Para tal fin, los médicos debían rotar un año por la frontera y lugares vulnerables, lo cual no ha ocurrido, explicó Peña.

Responsabilizan a la UASD. Se trataba de actualizar a los médicos con miras a fortalecer la atención primaria, pero los médicos nunca fueron en su cuarto año a los lugares lejanos que ya se habían establecido.

Peña explicó que las universidades privadas revirtieron la medida y volvieron a los tres años, pero la UASD dejó los cuatro años y el ministerio de Salud Pública no pagará por eso. Todas las universidades privadas hicieron el cambio, excepto la estatal.

El impasse entre la UASD y Salud Pública afecta a 18 médicos de las tres especialidades del hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina y 21 residentes del Hospital Francisco Moscoso Puello. Son médicos familiares y pediatras que no pueden graduarse, mientras persista el impasse.

Igual situación tienen los del hospital Luis Eduardo Aybar y que se forman en otros centros de salud, ya que quedan en el aire unos 13 médicos de medicina interna del tercer año y 15 pediatras.

También, en el hospital Salvador B. Gautier, tienen problemas 14 médicos del tercer año de medicina interna y en el Jaime Mota de Barahona, dos de medicina familiar y comunitaria.

En el hospital Alejandro Cabral, de San Juan tiene varados dos médicos.

El ministerio de Salud Pública ha hecho ingentes esfuerzos con la UASD a fin de que revise el año que fue colocado en forma adicional, pero hasta ahora esos esfuerzos han sido infructuosos.

Más casos

En igual situación están 12 médicos de medicina interna del hospital Padre Billini y 21 pediatras del tercer año del hospital Robert Reid Cabral.

Buscan salida

Los médicos que están varados y que tendrían problemas para graduarse comienzan a desesperarse, confirmaron a los medios de comunicación . El Colegio Médico y la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) se reunieron con el director del Servicio Nacional de Salud (SNS) Chanel Rosa Chupany, a fin de buscar una salida a la situación, quien dijo que eso es un problema que compete al ministerio Salud Pública.