Waldo Ariel Suero dice que no es cierto que existan plazas de más, sino que es todo contrario. Pide a Salud Pública nombramiento de más de mil médicos familiares y más de 4 mil médicos generales desempleados y que retome el número de residentes de medicina familiar que existían en cada escuela cuando éstas fueron creadas.

La Comisión Permanente de Salud de la Cámara de Diputados recibió este lunes la visita del doctor Bienvenido Peña, director de Residencias  Médicas,  para escuchar su parecer en torno al cierre de algunas plazas médicas en los hospitales Padre Billini y Luis Eduardo Aybar.

La comisión,  presidida por el diputado y médico Mario Hidalgo,  escuchó el parecer del Dr. Peña en torno al cierre de algunas plazas médicas e indicó que existe un tremendo desorden con el asunto de los exámenes y con las plazas de las residencias

Sostuvo que existe una saturación de las plazas  para las diferentes especialidades, algo que según dijo es necesario corregir.

Dijo además que se según lo establecido en la Ley General de Salud se le debe dar prioridad a las especialidades que tienen que ver con la atención primaria

Rápidamente esas declaraciones obtuvieron respuesta de varios dirigentes del Colegio Médico Dominicano, entre ellos el Dr. Waldo Ariel Suero, pasado presidente del CMD quien deploró dichas conclusiones del director de las Residencias Médicas.

“Esas declaraciones del director de residencias médicas y del MSP no se corresponden con la realidad. No es cierto que existan plazas de más, por el contrario faltan plazas!” expresó el Dr. Suero.

“La excusa que usan para disminuir las residencias de las especialidades básicas, dizque para llevar la atención primaria tampoco es cierto, porque en estos momentos existen más de mil médicos familiares y generales desempleados que pueden trabajar en Atención Primaria y por otro lado, de las 17 escuelas de Medicina Familiar que existen, el ingreso de los residentes de primer y segundo año a éstas se han reducido en más de un 50% en los últimos años” aseguró el cuatro veces presidente del Colegio Médico.

Continuó diciendo que: ”Lo que tiene que hacer el director de residencias médicas y el MSP(Salud Pública)  si en realidad le interesa desarrollar e impulsar la Atención Primaria a nivel subsidiado, es nombrar esos mil médicos familiares y más de 4 mil médicos generales que están desempleados y retomar el número de residentes de medicina familiar que existían en cada escuela cuando éstas fueron creadas”.

“Por lo tanto queda evidenciado que es una gran excusa el argumento que el MSP plantea para disminuir las residencias médicas de las especialidades básicas” concluyó el galeno.