El “paciente de Londres”, que permanece en el anonimato, se ha convertido en el posible segundo caso del mundo en remitir el virus del SIDA después de un año y medio sin tratamiento antirretroviral.

Tras someterse a un trasplante de progenitores hematopoyéticos en 2016, el paciente lleva 18 meses sin rastro del virus en su organismo. No obstante, pese a tratarse de una cifra impensable y muy esperanzadora, los investigadores creen que “es demasiado pronto para hablar de curación”.

Los investigadores creen que “es demasiado pronto para hablar de curación

“Sabemos que en casos previos que no han tenido éxito el virus ha reaparecido antes de un año. Y este paciente lleva año y medio sin medicación”, explicó en rueda de prensa Javier Martínez-Picado, investigador ICREA en el Instituto de Investigación del Sida de Barcelona (IrsiCaixa) y uno de los principales firmantes del trabajo, según informan fuentes de El Mundo.

TIMOTHY BROWN, PRIMER PACIENTE CURADO

Bautizado como “paciente de Berlín”, en 2008 Timoth Brown, un estadounidense instalado en la capital alemana fue conocido como el primer caso de funcional del VIH. Un hecho que ahora deja de ser una “simple anécdota” y abre las puertas a una posible remisión total del virus.

“No hemos curado el VIH, pero (esto) nos da la esperanza de que algún día será posible eliminar el virus”, dijo Sharon Lewin, experta en el Instituto Doherty de Australia y copresidenta del comité asesor de investigación de la Sociedad Internacional del Sida, en declaraciones a Reuters.